Los 10 pasos de la rutina coreana

¿Quieres conocer los 10 pasos de la rutina coreana de belleza al detalle? Si has empezado a meterte en el mundo de la belleza coreana y a comprar y usar algún producto, tendrás las mismas dudas que hemos tenido todos. ¿Qué pasos tiene la rutina coreana? ¿Dónde va este serum de vitamina C? ¿Y este tónico? ¿antes o después de la esencia?

Este post pretende ser una guía de consulta, no debes empezar tu rutina teniendo un producto para cada paso. Empieza poco a poco y añade sólo aquellos que realmente necesita tu piel. Una buena idea es empezar con una rutina simplificada de sólo 4 pasos.

Tampoco debes aplicar los mismos productos y pasos por la mañana y por la noche. Adáptalos al tiempo que tengas, a lo que te pida tu piel, a lo que veas que necesitas.

Si quieres ver ejemplos reales, sígueme en instagram y verás las rutinas que voy publicando, con el orden en el que me aplico los productos y los cambios que hago en función de lo que veo que necesita mi piel. 

Puede que hayas leído el libro de Charlotte Cho “Secretos de belleza coreana para una piel radiante”. Fue el primer sitio en el que leí sobre la rutina de 10 pasos. Me encantó y le agradezco que me introdujese en este mundo. Aunque es muy completo, hay algunos puntos en los que no estoy del todo de acuerdo.

Esta rutina coreana está basada en la información que he ido recogiendo: opiniones de expertos dermatólogos, estudios profesionales sobre algunos puntos, información de las grandes gurús de kbeauty y por mi propia experiencia.

Aunque incluyo productos de referencia en cada paso, publicaré revisiones sobre ellos más adelante, explicando los pros y contras de cada uno.

Antes de empezar

Antes de meterte de lleno en la rutina coreana, es muy importante que sepas identificar tu tipo de piel, los problemas o condiciones que tiene, y que productos te van bien.

Te recomiendo que leas estos artículos:

Guía visual de los 10 pasos de la rutina coreana

Estos son los pasos típicos de una rutina coreana de belleza. Verás que nos son realmente 10 pasos, pero dependiendo de tu piel, de si es una rutina de mañana o de noche y del tipo de productos que utilices, aplicarás unos pasos u otros.

2b_10_pasos_rutina_coreana_tipos_productos

Como verás más adelante, en algunos pasos se incluyen diferentes productos. También hay pasos que podemos “agrupar” bajo un mismo concepto, como por ejemplo los de tratamiento o los de hidratación.

La rutina coreana no es una regla fija e inamovible, incluyo diferentes opciones que puedes incorporar según necesites o prefieras.

En cada paso se incluyen diferentes tipos de productos. Este es un listado de las opciones y nombres que puedes encontrar en el mercado. 

3_10_pasos_rutina_coreana_tipos_productos

Doble limpieza

Yo aplico la doble limpieza por la mañana y por la noche. Aunque tengo la piel sensible, me levanto con una capa de sebo y sudor en la piel, y necesito limpiarla. Así tengo la piel preparada y lista para que los productos que aplique después hagan todo su efecto.

Si tienes la piel sensible y notas que se irrita al limpiarla 2 veces al día, puedes usar sólo agua por la mañana.

En este artículo tienes todos los detalles sobre este paso, aunque aquí te hago un resumen.

  • Primera limpieza con aceite

No te asustes, no te voy a pedir que vayas a la cocina a por una botella de aceite de oliva. La primera limpieza se hace con limpiadores en base de aceite, tanto líquidos como bálsamos. Son unos productos suaves con la piel y que al contacto con agua emulsionan fácilmente y se limpian sin dejar sensación grasa.

Este paso es muy importante para retirar los productos con base grasa que nos hemos aplicado, sobre todo maquillaje, protector solar y cremas hidratantes. Si intentas juntar agua con aceite verás que se repelen, por eso si sólo limpiamos con un jabón, nuestra cara no quedará limpia de verdad. Necesitamos un aceite para retirar el sebo, los aceites de la piel y los productos que hemos aplicado antes.

Los hay para todo tipo de pieles. Aunque tengas la piel grasa como yo, no pienses que no son para ti. De hecho, es uno de los pasos imprescindibles para mí y que deja mi piel más suave desde que uso el DHC Deep Cleanising Oil (en Amazon), que adoro.

Empecé usando Banila Co Clean It Zero (en Amazon), que tiene muchas y muy buenas opiniones, pero a mí me obstruía los poros. La versión Purity se supone que es más suave y sin aceites minerales, pero no la he probado.

  • Segunda limpieza con gel

Para acabar de eliminar todo resto de productos de la piel, incluidos los que haya podido dejar el aceite de la primera limpieza, es necesario usar un gel jabonoso.

Lo más importante de este paso es usar un producto suave, que respete el PH de tu piel, como Cosrx Low PH Good Morning Cleanser (en eBay). Es un error usar productos agresivos cuando tenemos la piel grasa, pensando que la sensación de eliminar todo el sebo de la piel es buena.

Nuestra piel necesita el sebo para regular el PH y así poder combatir las bacterias que producen acné. Si lo eliminamos, nuestras glándulas sebáceas se ponen en funcionamiento para producir el sebo que necesita la piel, y lo que conseguimos es justo lo contrario de lo que queríamos: un exceso de sebo.

Para saber si tu limpiador en gel tiene el PH bajo, entre 4,5 y 6, lo más seguro es medirlo con tiras de PH que se pueden comprar en la farmacia. Si no tienes, una señal de que tu limpiador tiene un PH alto es si te deja la piel con sensación tirante después de usarlo.

Activos y exfoliantes

Este es un paso importante para tener tu piel sana, eliminar las células muertas, dar luminosidad, reducir manchas y arrugas, limpiar los poros y puntos negros… suena bien, ¿verdad?

Durante años he usado exfoliantes mecánicos, los que tienen granitos que rascan la piel. Pero ahora que entiendo mejor cómo funciona la piel, he dejado de usarlos y me he pasado a los químicos. Son mucho más suaves y además de exfoliar ayudan con los granitos, las marcas e incluso las arrugas.

Este es un símil que creo que explica bien por qué es mejor usar exfoliantes químicos que mecánicos:

Imagina que has hecho caramelo en una sartén y se ha quedado pegado. Tienes 2 formas de quitarlo: mecánicamente, rascando con un estropajo. conseguirás limpiarlo, pero también harás arañazos en la superficie de la sartén. Eso le pasa a tu piel cuando usas los que llevan granito y raspan la superficie de tu piel.

Sin embargo, si usas un producto que deshaga lo que está pegando el caramelo, será mucho más suave, en este ejemplo el agua deshace el caramelo y limpia por completo la sartén sin dañarla.

Eso es lo que hacen los exfoliantes químicos. Deshacen la grasa y la suciedad que “pega” las células muertas de tu piel, y que bloquea tus poros.

Los activos o ácidos, como los AHA, BHA, Retinol o Vitamina C (si está en forma de ácido l-ascorbico), van justo después de lavar la cara porque son productos que dependen mucho del pH de tu piel y del de la formulación para hacer efecto, que deben ser más bajos de lo normal. Y si los aplicamos después de tónicos u otros productos, estamos equilibrando el pH natural del la piel, que es más alto de lo que estos productos necesitan.

Además, una vez aplicados debemos dejarlos actuar unos 10-15 minutos antes de aplicar otro producto por el mismo motivo, para que nada modifique el pH al que tiene que estar la piel para que hagan efecto de verdad.

Para no alargar mucho este post, aquí tienes la guía completa sobre la Vitamina C, y aquí cómo eliminar las manchas de la piel (parte 1 y parte 2) gracias a estos activos, que efectos tiene cada uno y cómo usarlos.

Primera esencia y tónico

Los tónicos son el primer producto que se aplica después de la limpieza y/o exfoliación. Ayudan a re-equilibrar el PH de la piel, imprescindible para mantenerla sana y protegida frente a cualquier agresión, y ayudan a mejorar la absorción del resto de productos que apliquemos después.

Los tónicos que se usan en la rutina coreana no tienen nada que ver con los que estamos acostumbrados a ver en la cosmética occidental, no contienen alcohol ni ingredientes astringentes, al contrario, son productos hidratantes.

Las primeras esencias son un tipo especial de tónicos. Cómo su nombre indica se aplican antes incluso de los tónicos.

Normalmente las primeras esencias se caracterizan por tener altas cantidades de extractos de fermentos, como la levadura (lo encontrarás con el nombre de galactomyces o saccharomyces), que aporta flexibilidad e hidratación a la piel, y retrasa la aparición de arrugas; e incluyen niacinamida o algún otro inhibidor de la melanina, que igualan el tono de piel, pero no lo aclaran, y disminuyen las manchas.

Este fue de los primeros productos que incluí en mi rutina de belleza, y Missha Time Revolution The SFirst Treatment Essence (en eBay) sigue siendo uno de mis favoritos, sobre todo por la luminosidad que aporta. Otro de mis grandes favoritos es el tónico de Klairs Supple Preparation Facial Toner (en Amazon), de los más hidratantes y que me deja la piel perfecta para absorber el resto de productos. Tienes la review completa de ambos aquí: Missha y Klairs.

Serums y tratamientos

Este es el paso más divertido y en el que puedes añadir todos los productos que veas que tu piel necesita. Fíjate en qué problemas quieres solucionar, en los ingredientes que te pueden ayudar, y elige un formato de producto que te resulte agradable.

Dentro de esta categoría puedes encontrar los siguientes productos, de menor a mayor concentración de ingredientes activos, es decir, de menos a más potentes:

  • Esencia
  • Serum
  • Ampolla
  • Mascarilla, su concentración varía en función de la marca, por lo que podríamos ponerlas en cualquier orden.

Por ejemplo: si quieres eliminar las pequeñas arrugas o líneas de expresión, sin tener que recurrir a los activos, un ingrediente que puede ayudarte mucho es el ácido hialurónico. Cuanto más hidratada y saludable este tu piel, menos se notarán las pequeñas arrugas. Aquí te explico cómo conseguir esa hidratación de la manera más eficaz.

Deberás buscar productos que incluyan este ingrediente entre los principales. Para eso fíjate en que el ácido hialurónico, que puedes encontrar en varias formas como el sodium hialuronate, esté entre los 5 primeros ingredientes del producto.

Y después busca el tipo de producto que más te guste. Si prefieres las texturas ligeras, ve a por una esencia, pero si prefieres la máxima concentración del ingrediente, elige una ampolla. La concentración también va ligada al precio, por lo que debes tenerlo en cuenta.

Puedes incluir en tu rutina varios serums, esencias… para atacar diferentes problemas. Y añade siempre que puedas y tengas tiempo una mascarilla. Proporcionan un chute de hidratación que le va muy bien a la piel y además son una excusa perfecta para relajarse.

Hidratación

En este paso buscaremos productos que nos ayuden en dos aspectos: hidratar la piel y mantener esa hidratación el máximo tiempo posible.

La hidratación es fundamental para todo tipo de pieles, no sólo para las secas. De hecho es bastante común tener la piel grasa pero deshidratada. Una piel correctamente hidratada estará más sana, por lo que también estará más protegida frente a granos y cualquier agresión externa como los radicales libres que aceleran el envejecimiento, y se marcarán menos las arrugas. En este artículo te explico cual es la forma de hidratarla mejor.

En la belleza occidental se suele hidratar la piel con una crema, más o menos densa según el tipo de piel que tenemos. Pero esta no es la mejor manera. Si aplicamos una capa gruesa, la piel se saturará y no podrá absorber toda el agua que necesita. Por eso es mucho más efectivo hidratar en capas.

Un símil: si quieres hidratar un suelo muy reseco y vuelcas un cubo de agua, la tierra no podrá absorberla. Pero si echas un vasito de agua, dejas que se absorba, echas otro, dejas que se absorba, y vas poco a poco echando el cubo entero de esta forma, conseguirás que la tierra se hidrate.

Los productos de esta categoría son:

  • Emulsión
  • Loción
  • Leche hidratante
  • Gel
  • Crema
  • Contorno de ojos
  • Bálsamo
  • Aceite

Elige los productos que más encajen con tu tipo de piel y con las necesidades que tienes, y aplícalos en capas ligeras. Sólo tienes 2 reglas que debes seguir:

  • aplica primero los productos con base acuosa y luego los aceites
  • y dentro de estos 2 “bloques” aplica los productos de más ligeros a más densos.

El contorno de ojos lo pondremos siempre antes de las capas de hidratación para asegurarnos que ningún otro producto que apliquemos antes evita que se absorba bien y que haga efecto.

Los productos que debemos usar los últimos son los aceites y/o las cremas con ceramidas, como la de Cosrx Honey Ceramide Full Moisture Cream o la de Dr.Jart+ Ceramidín (review completa aquí). Las ceramidas ayudan a retener en la piel toda la hidratación que le hemos dado con los productos anteriores, por lo que es un paso importante para las pieles deshidratadas.

Protección solar y tratamientos de noche

  • Protector solar

Si aplicamos la rutina de día, el último paso que no debemos saltarnos jamás, es el protector solar, sobre todo si hemos usado activos o exfoliantes.

El sol es uno de los factores más importantes en el envejecimiento de la piel, y debes protegerte siempre, aunque el día esté nublado o no salgas de casa, los rayos del sol te llegarán igual.

En la rutina simplificada de 4 pasos te hablo de los protectores que uso y que más me gustan. De momento son todos japoneses, porque encuentro que son los que tienen las texturas más agradables, sin grasa ni capa blanca, a la vez que tienen factores de protección altos, frente a los rayos UVA y UVB.

El mejor protector solar es el que se usa, por eso le doy tanta importancia a la textura y para mí el mejor con diferencia es uno de Shiseido, que desgraciadamente no venden fuera de Japón, pero que si tenemos en Amazon.

  • Tratamientos de noche

Cuando apliques la rutina de noche, puedes añadir un último paso si ves que tu piel necesita un extra de hidratación. Se trata de las mascarillas de noche para piel y para labios.

Aplica una capa sobre la piel, después del todos los productos y prepárate para un sueño reparador. Te levantarás con la piel suave e hidratada, y posiblemente con restos de crema en la almohada ;-).

En función de lo grasa o seca que sea tu piel, puedes poner una capa más gruesa o más fina. El producto se irá absorbiendo poco a poco a lo largo de la noche y, si por la mañana aún te queda parte sobre la piel, simplemente retíralo con un algodón.

Yo uso la mascarilla de noche sólo en días en que noto mi piel más cansada, y me levanto con la piel hidratada y descongestionada. La que intento usar todos los días es la de labios. Cuando se me olvida algún día, me salen grietas y se me levantan pielecitas en los labios. Pero una noche con la mascarilla y me los deja como nuevos.

Mis 2 imprescindibles son de Laneige: Water Sleeping Mask para la cara y Lip Sleeping Mask para los labios. Tienes la review completa de ambos aquí, y porqué me funcionan tan bien.

Aunque últimamente estoy usando esta de Sulwhasoo que me encanta. Lástima que sea algo más cara que la de Laneige.

 

Y hasta aquí los 10 pasos de la rutina coreana. Recuerda que no tienes que aplicarlos todos, sólo los que necesites. Introduce los productos poco a poco, deja que tu piel se vaya acostumbrando a tantos ingredientes diferentes. Y elige bien aquellos que de verdad necesites. Este artículo puede ayudarte a construir tu rutina.

Cuéntame, ¿que pasos usas?, ¿con cuáles has notado más cambio en tu piel?.

 

Iconos diseñados por Freepik y Eucalyp desde www.flaticon.com con licencia CC 3.0 BY

10 comentarios en “Los 10 pasos de la rutina coreana

    1. Muchas gracias!!!!! Espero que lo disfrutes, y todos los artículos nuevos que vienen con temas interesantes 😉

  1. Alucinante como explicas de bien todo!! No doy a basto!! Empiezo por un post, veo un Link, pienso ” q interesante!!” , y me voy a ese Link, de repente otro interesante, le doy también, y al final no recuerdo en cuál empecé!! 😅😅
    Enhorabuena por tu gran labor!!!

    1. ¡¡Muchas gracias!!! Lo mejor es que cuando empiezas a saber cómo cuidarte, ves resultados muy rápido y encima sin gastar en productos muy caros 🙂

  2. Que fascinación me ha causado tu amplia explicación. No puedo parar de irme de un lado a otro. Gracias por compartir!

    1. Muchas gracias!!! Me alegra saber que te gusta y espero que con estos consejos empieces a ver tu piel mucho mejor 😉

  3. Hola, encuentro tu post interesante, ya que yo estoy recien empezando con esto de las cremas coreanas, tengo acido hialuronico de the ordinary y no se si se podra mezclar con cremas de baba de caracol en una misma rutina, como la de mizon, la de tubo rosado, o la esencia de corxs. (Tambien tengo la crema natural moisturize TO y aceite rosa mosqueta) me interesa las de baba de caracol, con que serum podria usarse en de la crema de, mezclarlos me da poco de temor, pero vi sus fotos en pinterest, y veo de diferentes marcas,
    Otra inquietud que productos con bha para piel mixta, grasa en zona T y con poros en las mejillas, estoy buscando informacion del toner aha/bha de corxs

    1. Hola Julissa!
      No hay problema con mezclar productos, cremas, serums… Los únicos con los que hay que tener cuidados es con los ácidos (retinol, vitamina C, AHAs y BHA). El ácido hialurónico no es un ácido como tal, así que sin problemas.
      Y de BHA el que uso yo y me encanta es el de Cosrx. Tienes la referencia en el post sobre manchas.

  4. Buenas! Te acabo de descubrir y me encantas! Lo explicas todo súper bien y haces que parezca mucho más sencillo. Tengo una duda y no se muy bien si iría aquí. El ácido azelaico qué es exactamente? Es un AHA, un BHA u otra cosa? Estoy utilizando el ácido lactico al 10%, el ácido salicílico y la niacinamida de the ordinary y no sé si se podría combinar con ellos. Muchas gracias!!

    1. El ácido azelaico no es un AHA o BHA, pero es similar. Al igual que estos depende de la concentración y el pH de la fórmula para hacer el máximo efecto, y funciona mejor en pH bajos.
      Aunque hay menos estudios sobre este ingrediente que sobre otros, si que parece que es muy efectivo para las manchas, las marcas de acné e iguala el tono de la piel.
      Se recomienda que esté en una concentración entre 15% y 20%, pero en concentraciones inferiores tipo 10% también es bastante eficaz.
      En cuanto a combinar ácido láctico (AHA), ácido salicílico (BHA) y niacinamida, no hay problema. Si tu piel ya está acostumbrada a los ácidos y los tolera bien, se pueden usar AHA y BHA incluso en la misma rutina, aunque respetando los tiempos de espera entre cada uno. La niacinamida la puedes combinar con lo que quieras, no hay problemas con ningún otro ingrediente, ni siquiera con la vitamina C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usaré los datos de contacto que me proporciones únicamente para que el blog pueda gestionar tus comentarios, nunca con fines publicitarios y tampoco los comparto con terceros. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación, portabilidad y oposición a decisiones individuales automatizadas dirigiéndote a mí por correo electrónico (hola@bellezaconk.com).