Retinol – Parte 4: productos recomendados para empezar

Es importante saber qué productos son los recomendados para empezar con los retinoides. Aunque tu piel esté acostumbrada a ácidos, cuando empieces con el retinol debes empezar desde cero y nunca confiarte.

Que retinoide es el más adecuado para mi

En primer lugar hay que elegir el tipo de retinoide en función del punto en que nos encontremos en este camino. Como veíamos en el post anterior de esta serie, tenemos 4 familias principales, por orden de menos irritante y efectivo, a más potente en ambos aspectos: Retinyl esters, Retinol, Retinaldehyde, Ácido retinoico.

Si nunca has usado un retinoide, te da algo de miedo y además tienes la piel muy sensible, lo ideal es empezar por uno del primer grupo, cuyo ingrediente más común es el retinyl palmitate, o por el granactive retinoid o hydroxypinacolone retinoate. Ambos son muy poco irritantes, aunque tampoco verás grandes resultados. Pero son ideales para que nuestra piel se vaya acostumbrando a los retinoides sin problemas.

Una vez nuestra piel tolere bien dosis altas de estos tipos, podemos pasar al siguiente nivel, el retinol. Y el último paso sería el ácido retinóico o tretinoina.

Cada salto entre estos tipos es bastante potente, por lo que debemos ir con cuidado. Lo ideal es llegar a usar retinol o tretinoína, que son los más efectivos.

Que concentración tengo que usar

Debemos empezar por las concentraciones más bajas e ir subiendo dentro de un mismo tipo de retinoide, y cuando cambiemos de retinoide a uno más potente empezaremos de nuevo por la concentración más baja. Por ejemplo, si decidimos empezar con el granactive retinoid, lo ideal es hacerlo con un 2%, y al cabo de un tiempo, cuando veamos que nuestra piel está cómoda con este, subir a un 5%. Una vez que también toleremos bien esta concentración, podemos pasar al retinol y empezar con una concentración de 0,2% o 0,25%, y después ir subiendo hasta el 1% que es el máximo que encontrarás. El siguiente paso sería tretinoína al 0,025% e ir subiendo hasta el 0,01%.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no tienes que llegar al nivel más alto, la tretinoína al 0,01% ni mucho menos. Según vayas subiendo verás cual es el punto óptimo para tu piel. Es posible que tu piel tolere sólo hasta un 0,5% de retinol, y está perfecto. La diferencia será únicamente la rapidez en que ves los resultados, pero el efecto a largo plazo será el mismo.

Este punto es clave para ir definiendo nuestro camino con los retinoides. Por eso es mejor que no uses ningún producto en el que no indiquen el porcentaje que lleva. Y que sepas interpretar también el % que dicen que lleva, ya que como os explicaba en el post anterior, en ocasiones no es real el dato que ponen, aunque es fácil calcularlo.

Como ves en los ejemplo anteriores, un 5% de granactive retinoid es mucho menos potente que un o,25% de retinol. Y, a su vez, un 1% de retinol es muchísimo menos potente e irritante que un 0,025% de tretinoína o ácido retinoico.

Cuál es la textura ideal

Y el último punto a la hora de elegir un producto es la textura. Normalmente encontramos los retinoides en forma de cremas o emulsiones, o en base de aceite.

Como veíamos en un post anterior, nos interesa que este producto vaya lo más cerca de la piel para asegurar una correcta absorción. Aunque, dependiendo del tipo de retinoide que usemos y cómo de irritante sea, vimos que se puede aplicar en diferentes pasos de la rutina.

Esta visto que cuando el retinol se encuentra en una base de aceite, esto reduce su absorción y por lo tanto es como si redujésemos parte de su porcentaje. Pero por otro lado, resulta menos irritante y ayuda a que nuestra piel lo tolere mejor. Además, el aceite añade un extra de hidratación, que viene perfecto para contrarrestar la sequedad que provoca.

Pero las texturas en aceite ya sabemos que van en el último paso de la rutina, para evitar que impidan la absorción del resto de productos. Por todo esto, yo prefiero las texturas en base acuosa, que encajan perfectamente como primer paso de la rutina, y aseguran que el % que indica el producto es el que realmente absorbe tu piel. Además, a mi piel no le gustan demasiado los aceites.

Si eliges una textura en crema o emulsión, que no lleve aceite, aquí el punto más importante es que sea ligera. Aplicamos el retinol sobre la piel bien seca y tenemos que asegurarnos de aplicar la cantidad justa y que quede extendida de manera uniforme. Si nuestro producto tiene una textura ligera, esto es más fácil, pero si la textura es densa, nos costará extenderlo bien.

Productos recomendados para empezar

Os los agrupo por el tipo de retinoide que llevan, y os explico mi experiencia con los que he usado yo. En algunas categorías hay bastantes opciones en el mercado, y os dejo algunos de los productos más comunes.

Algo que tienen en común la mayoría de los productos con retinoides es un tono amarillento y un olor característico pero que no resulta desagradable.

Con los productos de esta categoría, si tu piel no es sensible, puedes relajar un poco las recomendaciones de cómo empezar a usarlo que os daba aquí, reduciendo los dias entre usos y aplicándolo en la piel limpia desde el primer uso. Pero siempre con prudencia y vigilando muy bien como responde vuestra piel.

Granactive retinoid o Hydroxypinacolone retinoate (HPR)

The Ordinary granactive retinoid 2% emulsion. Fue mi primer contacto con los retinoides. Es un producto muy suave, nada irritante y muy agradable de usar, ideal para ir acostumbrando a nuestra piel a los retinoides.

Retinol productos recomendados para empezar 2

La textura es muy líquida, lo que ayuda a extenderlo muy fácilmente. De hecho, es la textura que más me gusta de todos los que he usado. Después de 2 botes y más de 6 meses, he de decir que no he visto grandes mejoras, más allá de una textura de la piel algo más suave. Si volviese a empezar en este camino repetiría con este producto, pero sólo utilizaría un bote y después cambiaría a otro más potente.

Precio y dónde comprarlo: cuesta 9,80€ los 30ml y lo tenéis en la web de The Ordinary o en Beauty Bay por ejemplo.

The Ordinary granactive retinoid 2% y 5% en Squalane. Estos 2 están en base de aceite, en concreto de escualano. Yo no los he usado ya que este aceite, en altas concentraciones, me obstruye los poros. Si empiezas usando el anterior y te gusta este aceite, podrías pasar directamente al 5%.

Precio y dónde comprarlo: el 2% cuesta 9,60€ en The Ordinary y Beauty Bay. El 5% cuesta 13,90€ en The Ordinary y Beauty Bay.

Garden of Wisdom Granactive Retinoid 5%: es en emulsión como el 2% de the Ordinary. En Victoria Health por £14.

Sunday Riley Luna Sleeping night Oil: es en base de aceite y lleva un 2% de HPR. Lo encontráis en Cult Beauty por £45 los 15ml (unos 52 €). He visto hace poco esta marca en Sephora en España, pero aún no la tienen en la web.

Votary Intense Night Oil: también en base de aceite y con un 1% de HPR. En Cult Beauty por £135 los 50ml.

Retinyl Palmitate

Este es el otro ingrediente ideal para empezar. No he usado ninguno con este ingrediente, pero os dejo varias opciones. Aunque ninguno me convence ya que no indican el porcentaje que llevan, de hecho es común encontrarlo en la lista de ingredientes de productos que se denominan antiedad, antiarrugas o similar, aunque no hagan referencia al retinol.

Elizabeth Arden Ceramide Gold Capsules Daily Youth Restoring Serum. Por 65,40€ 60 cápsulas en Druni.

Sussanne Kaufman Nutrient Concentrate. 93€ por 30ml en Cult Beauty.

Neostrata High Potency R. En Promofarma por 43€ los 50ml.

Retinol

En general no es recomendado empezar por el retinol si nunca has usado este tipo de productos. Pero he usado uno que, por su muy baja concentración, lo hace ideal para principiantes. Aunque creo que es mejor empezar por alguno de los anteriores, pero antes de pasar a los productos de potencia intermedia, este encaja en los de potencia baja.

The Inkey List Retinol. Esta marca «imita» a The Ordinary en su enfoque y línea de productos. Pero cuando vemos sus retinoides, cubren un hueco que no tiene The Ordinary. Como que yo huyo de los que tienen base de aceite, mi camino en the Ordinary termina con el granactive retinoid 2% emulsion. Pero The Inkey List tiene un producto que lleva un 0,5% de granactive retinoid (HPR), combinado con un 1% de retinol estabilizado. Como os explicaba en el post 3 de esta serie, esto realmente es un 0,05% de HPR y un 0,05% de retinol, y no es común encontrar productos con ese porcentaje tan bajo de retinol puro (el 0,05%) y que sepas seguro que es el que lleva.

Con este producto ya si que he notado los efectos, tanto los positivos como los negativos, propios del retinol. Mi piel se resecó un poco, nada relevante pero si lo noté, y sobre todo empecé a notar mi piel más suave y a ver cómo las arrugas empezaban a difuminarse.

Tiene una textura ligera, no tanto como el de The Ordinary pero muy agradable y fácil de aplicar.

Precio y dónde comprarlo: lo tenéis por 9,90€ los 30 ml en Sephora pero sólo se vende en la web, no en tiendas. Y también en Druni por el mismo precio, aunque en la mayoría de tiendas no lo he visto, si que lo podéis encontrar en su web.

Retinol productos recomendados para empezar 3

En el siguiente post os pondré los productos para un nivel intermedio y avanzado, ideales para los que ya habéis usado retinoides y queréis productos más potentes, aunque sean algo más irritantes y cueste un poco más acostumbrar a la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usaré los datos de contacto que me proporciones únicamente para que el blog pueda gestionar tus comentarios, nunca con fines publicitarios y tampoco los comparto con terceros. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación, portabilidad y oposición a decisiones individuales automatizadas dirigiéndote a mí por correo electrónico (hola@bellezaconk.com).