La doble limpieza es el paso más importante de la rutina (aquí tienes todos los pasos completos de la rutina de belleza coreana) junto con el protector solar, y con el que notarás los mayores cambios en tu piel. Pero tan importante como limpiar la piel, es hacerlo con los productos adecuados.

Cuando limpiamos apropiadamente la piel, la dejamos sin suciedad ni impurezas que apagan el tono y pueden obstruir los poros, creando granitos. Pero también conseguimos que la piel absorba mucho mejor los productos que pongamos después, y que por lo tanto hagan más efecto.

Pero usar productos para hacer la doble limpieza que no son adecuados y respetuosos con la piel, nos puede dar bastantes problemas. Es el primer paso que reviso cuando alguien me dice que no tiene la piel bien, y cambiando sólo esto ya se ve mucha mejora.

Qué es la doble limpieza

No se trata de lavar la cara 2 veces seguidas, ni de aplicar 2 productos cualquiera. La doble limpieza se llama así porque consta de 2 pasos muy diferentes.

Una primera limpieza con un producto de base oleosa, como aceites o bálsamos limpiadores, nos ayuda a eliminar los productos y suciedad con base de aceite que tenemos en la piel, como el maquillaje, el protector solar, las cremas o el exceso de grasa de nuestra piel, que no podríamos quitar con un jabón tradicional.

Y la segunda limpieza con un producto en base jabonosa que retire los restos de la limpieza anterior, así como los productos no aceitosos, el sudor, la contaminación…

La doble limpieza es perfecta para todo tipo de pieles. De hecho, las pieles grasas serán las que noten más beneficios del paso de la limpieza con aceite. En este artículo tienes más detalles y beneficios de este paso.

El pH y los aceites minerales

A la hora de elegir los productos para la doble limpieza hay 2 factores muy importantes, además de la sensibilidad de tu piel y las reacciones que puedas tener a ciertos ingredientes.

productos para la doble limpieza facial 2

En los bálsamos o aceites limpiadores me fijo mucho en si contienen aceites minerales. Este tipo de aceites bloquean los poros por lo que pueden causar acné y forman una película sobre la piel que impide que los productos que pongamos después se absorban bien (justo lo contrario de lo que buscamos con la doble limpieza).

También es importante no usar cualquier aceite natural como el de coco, ya que algunas pieles pueden sufrir los mismos efectos que con los aceites minerales, y éste especialmente es altamente comedogénico, es decir, que provoca granos al obstruir los poros.

En los limpiadores jabonosos los factores más importantes son que no contengan ingredientes agresivos, como el SLS (Sodium Lauryl Sulfate), y que el pH del producto sea el adecuado. El pH de nuestra piel se encuentra naturalmente sobre el 5, o sea, que es algo ácido (el neutro es el 7).

Este pH de 5 asegura el correcto funcionamiento de la piel, crea el entorno perfecto para que las bacterias beneficiosas se desarrollen y para que se produzcan las enzimas necesarias para una buena hidratación y salud del manto de la piel, protegiéndola de los rayos UV, de los radicales libres y previniendo la pérdida de hidratación.

Cuando usamos un limpiador con un pH alto (a partir de 6,5 o 7) nuestra piel pierde su protección natural, creamos un entorno en el que las bacterias que causan el acné se reproducen más fácilmente, y la dejamos expuesta a las agresiones externas. Podemos saber si nuestro limpiador tiene un pH alto viendo cómo se queda nuestra piel después de la limpieza. Si está enrojecida, tirante, pica y se ve muy sensible, es posible que no estemos usando el producto adecuado. Aunque estos efectos podemos verlos también si tenemos el manto de protección comprometido y dañado, debido a un exceso de exfoliación, ácidos o productos no adecuados.

productos para la doble limpieza facial 3

Productos recomendados

Estos son algunos productos para la doble limpieza que cumplen con las condiciones que hemos visto. He incluido opciones de marcas occidentales, que puedes encontrar en tiendas físicas.

En mi rutina diaria sigo probando productos para la doble limpieza para ir haciendo una lista completa de los que mejor resultado me han dado. Si quieres ir viendo cuáles estoy probando, puedes seguirme en instagram donde publico a menudo las rutinas y primeras impresiones.

Bálsamos y aceites para la primera limpieza

Jabones y geles para la segunda limpieza

Es complicado encontrar productos de marcas occidentales que cumplan ambas condiciones: un pH bajo y que no contenga SLS. He probado muchos limpiadores y son pocos los que me han funcionado bien. Son estos que os dejo aquí:

  • Cosrx Low PH Good Morning Cleanser. Uno de los más conocidos y económicos y con un pH de 6,5 aproximadamente. Perfecto para todo tipo de pieles, aunque puede resecar un poco las sensibles. eBay (menos de 8€, 100ml, gastos de envío gratis).
  • Youth to the People – Superfood Face Wash. Mi último descubrimiento y un flechazo. Al igual que el resto es un producto muy suave y respetuoso con la piel, pero a la vez eficaz. Deja la piel , y es un placer para los sentidos. El único punto negativo es su precio, aunque no es excesivamente caro, porque cunde mucho, no es tan económico como el de Cosrx. Eso si, lleva más del doble de cantidad de ese. Lo tenéis en Sephora por 29,95€ los 237ml.
  • SU:M37 Miracle Rose Cleansing Stick. Muy suave y agradable, con un olor a rosas delicioso y un pH de 5,5. Uno de mis favoritos y de los productos que más me han gustado de todos los que he probado. Es ideal para pieles sensibles y como es en stick, perfecto para viajar. Amazon (22€, 80gr, gastos de envío gratis). (Actualización: lo han discontinuado, pero os avisaré por instagram si vuelve a estar a la venta)
  • Hada Labo Gokujyun Foaming Cleanser. Este limpiador japonés en espuma es suave y tiene un pH de 5,5. eBay (10€, 160ml, gastos de envío incluidos).

Productos no recomendados

No entraré a nombrar marcas ni productos concretos, pero estos son los que debes evitar, o usar con ciertas condiciones en tu limpieza:

  • Jabones en pastilla. Por el tipo de formulación y fabricación suelen tener pH alto, por encima de 7, y por lo tanto son muy agresivos. Esto no quiere decir que absolutamente todos los jabones en pastilla son así, pero te recomiendo que antes de comprar o usar uno para la segunda limpieza, averigües el pH.
  • Aguas micelares. Usadas como tradicionalmente nos han enseñado, como el único paso de la limpieza, no son suficientes para retirar todos los residuos de la piel. Además, dejan una capa de residuo en la piel, por lo que si las usas recuerda siempre aclarar la piel con agua después.
  • Aguas de limpieza. Igual que las aguas micelares, no son suficientes como único paso. Sí son una buena solución para aplicar después de la limpieza y retirar cualquier residuo que haya podido quedarnos en la piel.
  • Aceites naturales como el aceite de coco, o minerales como el de bebe. Son altamente comedogénicos y no adecuados si tenéis tendencia a que os salgan granos, ya que obstruyen los poros.