Cuidar la piel cuando llevamos mascarilla

El Covid-19 ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida. Ahora usamos mascarilla a diario y debemos aprender a cuidar la piel y adaptar nuestra rutina de belleza, sobre todo ahora que llega el verano y el calor.

Dependiendo de tu actividad, es posible que tengas que usar la mascarilla muchas horas al día, y eso acaba pasando factura a nuestra piel. Puede salir acné, tener la piel más irritada y sensible de lo normal, reseca o con exceso de grasa… Por eso es importante que adaptemos nuestra rutina de cuidado de la piel para evitar estos problemas. Estas son las cosas que debes tener en cuenta:

Antes de ponerte la mascarilla

Lo más importante al usar mascarilla es llevar una rutina sencilla. Sobre todo ahora con el calor, la piel va a tener más calor y va a sudar debajo de la mascarilla, por eso es importante que no la sobrecarguemos con muchos productos, y que los que usemos sean ligeros.

Un ejemplo de rutina sencilla que yo utilizo sería:

  • Tónico hidratante ligero: este paso es opcional. Yo sólo me lo pongo cuando noto que mi piel está algo deshidratada. Ahora estoy usando el de 2nDesign (lo podéis encontrar aquí por menos de 14€ los 200ml) que me encanta porque es como agua. Otra muy buena opción es el de Missha, que además lleva ingredientes antiinflamatorios que nos van a venir de lujo.
  • Contorno de ojos: los ojos cobran una especial relevancia cuando llevemos la mascarilla puesta. Es de lo poco que se nos va a ver y tienen que lucir bonitos. Hidratar la zona del contorno bien es clave para que el corrector se vea bien y no cuartee. Y si además usamos un contorno de ojos que ayuda a reducir las arrugas mucho mejor. Mi super favorito desde hace meses es este de Swanicoco, el bote dura muchísimo por lo que aunque parezca caro sale muy barato. Pero lo mejor es la composición que lleva. Va cargado de péptidos, que son muy efectivos para reducir arrugas junto con la arginina, y además incorpora niacinamida para iluminar la zona y un montón de antioxidantes y calmantes. El mejor contorno que he usado, aunque hay que darle unas semanas para ver los efectos, no es inmediato.
  • Crema tipo gel: mi favorita de siempre para verano y que estaréis aburridas de ver es la de Mizon. Es muy ligera, pero a la vez hidrata y lo mejor de todo: repara la piel. Ayuda a curar la pequeñas heridas que tengamos, marcas de granitos, rozaduras de la mascarilla… Yo la uso hasta en las quemaduras para que no me quede marca y desaparezcan rápido. Os dejo un par de sitios diferentes donde podéis encontrarla, porque suele volar y estar sin stock: Yesstyle y eBay.
  • Protector solar: el paso más importante de todos. Es fácil pensar que al llevar la mascarilla puesta estamos protegidos del sol, pero nada más lejos de la realidad. El tejido con el que están hechas no filtra los rayos del sol y es muy importante que sigamos usando el protector solar a diario. Y aquí viene el dilema de siempre, ¿qué protector usar que sea eficaz y a la vez ligero? Para eso los mejores son los asiáticos (coreanos y japoneses principalmente. Tienen unas texturas tan ligeras que son muy cómodos de utilizar y evitamos llevar una capa densa que puede hacer que nuestra piel sude más. Mi número 1 es el de Shiseido que tanto me habéis visto, pero ahora es prácticamente imposible encontrarlo por los problemas de envíos que hay con algunos productos. Pero otro muy top y con una fórmula ligera es este de Bioré.
cuidados mascarilla 2

Yo completo esta rutina con un serum que desde hace años no falta en mis cuidados de la piel en verano. Es el serum de Niacinamida de The Ordinary. La niacinamida es un ingrediente que nos va a ayudar mucho en esta situación. Es un ingrediente clave a la hora de reparar la barrera protectora de la piel, que cuanto más sana está más nos protege de agresiones externas, como la irritación de la mascarilla, ayuda a curar las heridas de la piel y evita que nos salgan brotes de acné. Además es antiinflamatoria y regula la producción de grasa de la piel.

Uno de los efectos de usar mascarilla es el aumento de temperatura de la piel. Esto nos hace sudar, pero además provoca inflamación y un exceso en la producción de grasa, que acaba derivando en poros obstruidos y acné. Este es un problema que yo tengo en verano desde hace años, y que con el uso de la mascarilla se agrava. Y este serum lo descubrí hace años y ha sido mi salvador.

Además la niacinamida ayuda a reducir las arrugas de la piel y aumentar la firmeza, porque estimula la producción de colágeno, y tiene un potente efecto iluminador, reduciendo las manchas.

Cuando la estás usando

Como hemos visto antes, uno de los puntos más importantes es el calor, que es el que provoca los mayores problemas en la piel. Por eso mientras llevemos puesta la mascarilla hay que intentar reducir la temperatura y calmar la piel.

Para eso yo uso 2 trucos muy sencillos. El primero es llevar un abanico en el bolso. Así cuando noto que me está dando calor, y estoy en un sitio seguro, al aire libre y sin gente muy cerca, me retiro la mascarilla con cuidado cogiendo una de las gomas, me abanico un poco la cara y vuelvo a enganchar la gomilla, sin haberme quitado la mascarilla del todo.

Cuando llego a un sitio en el que me la voy a quitar, como en una terraza o restaurante, pulverizo la piel con un spray que me ayude a calmarla y a la vez la refresque. Para eso lo mejor es usar un tónico calmante ligero que nos guste y que sobre todo no lleve alcohol.

Yo tengo este bote rellenable que compré hace años en Muji, pero cualquiera que encontréis barato os vale. Lo relleno con el mist de Niod SDSM2, que además de ser un potente antioxidante, ayuda a calmar la piel.

cuidados mascarilla 3

Los ingredientes que mejor nos van a venir para calmar la piel son la centella asiática, el te verde y el aloe vera. Os dejo opciones de tónicos muy buenos que los llevan, y que resultan más económicos que el de Niod:

Al quitarte la mascarilla

Cuando llegamos a casa y nos quitamos la mascarilla llega el momento de mimar la piel y ayudarla a recuperarse. Si ya no vamos a salir de casa ese día, haremos nuestra rutina de noche sin esperar a que sea el final del día.

La doble limpieza es el paso más importante de nuestra rutina junto con el protector solar. Hacer bien la limpieza es uno de los mayores cambios que veremos en nuestra piel y con la mascarilla es imprescindible, aunque no usemos maquillaje, ya que debemos eliminar bien los productos de la rutina de mañana y toda la suciedad, sudor y grasa que se ha concentrado durante el día en la piel.

Aquí tenéis un artículo en el que os explico este paso en detalle y cómo hacerlo bien. Y en este otro os hablo del tipo de productos más adecuados, porque tan importante como limpiar bien nuestra cara, es no usar productos que nos puedan perjudicar y que sean muy agresivos. Más aún cuando usamos mascarilla, que debemos ser especialmente cuidadosos con la piel.

cuidados mascarilla 4

La rutina de la noche se centrará en hidratar la piel en profundidad, calmarla y ayudarla a reparar el daño que nos ha podido provocar la mascarilla. Para hidratar nada mejor que un buen producto con ácido hialurónico, pero no todos los productos que dicen llevar este ingrediente son iguales ni mucho menos. Tenemos que fijarnos en que incluyan diferentes tipos de molécula, con diferentes tamaños que llegan a diferentes capas de nuestra piel. Así hidratamos la superficie y capas más profundas. El mejor que he probado en relación calidad-precio es este de Hada Labo, una auténtica maravilla, y estos otros 2 son de mis favoritos también: Niod y Tiam.

El siguiente paso será una crema hidratante que lleve alguno de los ingredientes que ayudan a calmar la piel y repararla: centella asiática, azulene, niacinamida y ceramidas. Os dejo opciones que me encantan de cada uno:

Dr Jart+ Cicapair (39,95€ los 50ml): la mejor crema que he probado con centella asiática. Aunque la textura es un poco densa, no es grasa y se puede usar en verano. Pero si tu piel es muy grasa, mejor elige alguna de las otras.

Bellflower Azulene Calming Overnight Cream (60ml por unos 11€): es una mascarilla de noche, con lo que además de aportar hidratación, calmar y reparar la piel, sella esa hidratación y así permanece toda la noche y es más eficaz.

Dr Jart+ Ceramidín: soy muy fan de la crema, pero la textura es algo densa y para mi no es la mejor opción para verano. Lo bueno es que hay una opción más ligera y que sigue teniendo una buena combinación de diferentes tipos de ceramidas (150ml por 36,95€).

La niacinamida la encontramos como ingrediente de muchas cremas, y si ya hemos incorporado en la rutina de mañana el serum de The Ordinary es suficiente.

Ahora en verano aprovecho a mezclar la crema hidratante con mi autobronceador favorito. Hace varios años que no tomo el sol en la cara para evitar que me salgan manchas. Me da mucha rabia que todo el trabajo que hago durante el año para eliminarlas, se vaya al garete en pocos días. Y como no renuncio a un color bonito y natural, sin necesidad de maquillaje, siempre añado unas gotas del autobronceador de Clarins a la crema. Está agotado en la mayoría de sitios, pero aún se puede encontrar aquí online y en algunas tiendas físicas de Sephora (os dejo el enlace donde podéis comprobar si está en alguna tienda cercana a vosotros aquí).

Además, si tenemos acné o poros obstruidos, podemos usar un tónico con BHA, pero sólo si no tenemos la piel demasiado irritada. Nos ayudará a eliminar la suciedad y exceso de grasa que se queda dentro de los poros, y evitar que nos salga acné.

En general, si tenemos la piel dañada e irritada por el uso de la mascarilla, evitaremos usar ácidos y activos, como la vitamina C, retinol, AHAs, BHA, así como cualquier exfoliante físico (de granito). Si no tenemos la piel bien y sana, estos productos sólo pueden agravar la irritación y provocar brotes de acné al tener dañada la barrera protectora de la piel.

Bonus: tips de maquillaje

La mascarilla nos cubre casi toda la cara, pero aún así querremos vernos lo mejor posible con ella. Es probable que, por el tipo de actividad que hagas, no vayas a quitártela hasta llegar a casa, así que no es necesario que uses una base de maquillaje, que sólo añadiría una capa extra de producto a tu piel y con el sudor puede acabar en un pastiche horrible.

Si necesitas igualar el tono de la piel o tapar alguna imperfección que no te gusta, busca texturas ligeras y sobre todo evita aplicar mucho producto en las zonas más delicadas cuando llevas la mascarilla, como en los bordes y las partes donde van las gomas y te roza con la piel, y en pliegues donde se puede acabar acumulando el producto y el sudor, como las aletas de la nariz o el surco nasogeniano.

cuidados mascarilla 5

Donde si podemos aprovechar a cargar el maquillaje, porque es lo que más va a lucirnos, es en los ojos. Aprovecha a usar colores divertidos, brillos, una máscara de pestañas potentes y un eyeliner. Mi combo favorito es la máscara de Hourglas, que no deja nada de residuo en la ojera, y el lápiz de ojos de essence, que es de los que más me aguanta incluso en la línea de agua. He probado caros y baratos y este es mi preferido, y barato!

No tenemos porque renunciar al pintalabios que siempre alegra mucho la cara. Si hemos quedado para tomar algo con unos amigos, no es buena idea usar un pintalabios normal. Con el roce de la mascarilla se correrá todo y al quitárnosla parceremos un payaso. El truco está en usar uno permanente, pero este tipo de labiales suelen resecar mucho los labios. Hay fórmulas que no resecan, y que resultan muy cómodos de llevar. Estos de 3INA son preciosos y tienen un montón de colores donde elegir. Aunque en cuanto comamos algo que lleve grasa se empezarán a ir, como todos los permanentes. Lo bueno es que se van de una manera uniforme y no quedan a parches.

4 comentarios en “Cuidar la piel cuando llevamos mascarilla

  1. Me ha encantado el post porque resuelve varias de las dudas que me asaltan desde que debemos usar mascarilla. Obviamente la llevo siempre que salgo de casa, pero lo cierto es que mi piel está sufriendo lo que no está escrito (hasta el punto de evitar salir si no es absolutamente necesario a no ser que esté en el pueblo en mitad de la nada, donde me libero). Donde comienzan las cejas, en las aletas de la nariz y en las comisuras de los labios me están saliendo pielecitas y supongo que es por el calor y humedad que genera la mascarilla. Mi rutina desde hace mil, que me había dejado la piel fantástica, es
    la doble limpieza, el tónico SDSM de Niod (gracias a ti), CAIS2 de Niod, Niacinamida (The Ordinary, gracias a ti también) e hidratante Shock Cream de Natura Bisé (no la cambio por nada), pero ahora no es suficiente. Supongo que lo que necesito es airear la piel… Tomo nota de los lápices de ojos porque ahora cejas (Benefit rules :)) y ojos son muy muy agradecidos. Por cierto, el verano pasado descubrí la base de agua de Les Beiges de Chanel en el tono medium y ya jamás uso base de maquillaje: CC cream de It Cosmetics cuando necesito cobertura y esta cuando tengo la piel bastante bien y la quiero sentir radiante pero transparente. Lo malo es su precio. Perdón por la parrafada, pero como aprendo un montón contigo me tomo la libertad de compartir productos que llevo usando tiempo y me resultan bien en mi piel: +40, con rosácea de vez en cuando (cada vez menos), pálida y sensible. Por cierto… el autobronceador de Clarins me da alergia y es una pena, porque el color que deja es maravilloso. Gracias por tu blog. No me puede gustar más.

    1. Muchas gracias!!! Desgraciadamente el calor y la humedad que se generan en la mascarilla afecta mucho a la piel. Lo que mejor funciona es rebajar esa temperatura y humedad, aireando la zona cuando sea seguro. Como a ti te provoca sequedad en algunas zonas, lo ideal es que en esas refuerces la nutrición, aplicando una segunda capa de la hidratante sólo en esas zonas.
      La base de agua de Chanel no la he probado, pero por lo que cuentas me han entrado ganas. Estuve usando su base de maquillaje más de 10 años, hasta que me cansé de que me la discontinuasen y cambiasen continuamente.

  2. Hola, te sigo hace tiempo y suelo comprar productos que tú recomiendas. Por fin me ha llegado la vitamina C de Timeless que tanto recomiendas y estoy usándola todas las mañanas, ya que suelo usar vitamina C y mi piel la tolera a diario, pero viendo el último post he visto que no está, cuando dejas de dártela, ¿ luego empiezas a dártela poco a poco? Y otra duda, si espero 10 minutos ¿es suficiente para poder poner luego niacinamida?
    Me encanta tu blog, he aprendido mucho con él.
    Un saludo
    Marta

    1. Hola Marta! cuando no la uso durante un tiempo, raro en mi porque soy adicta jajaja, empiezo poco a poco, pero voy más rápido que cuando empecé la primera vez. La primera semana me la pongo un dia si y uno no, y a la siguiente ya cada dia. Aunque ahí debes ver tu que tal se adapta tu piel.
      En cuanto a la niacinamida, ten en cuenta que con la vitamina c ya esperas esos 10-15 minutos antes de seguir con la rutina. con ese ratito es suficiente para poder poner la niacinamida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usaré los datos de contacto que me proporciones únicamente para que el blog pueda gestionar tus comentarios, nunca con fines publicitarios y tampoco los comparto con terceros. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación, portabilidad y oposición a decisiones individuales automatizadas dirigiéndote a mí por correo electrónico (hola@bellezaconk.com).