Uno de los principales problemas que con el tiempo acabamos teniendo son las manchas en la piel y no son fáciles de eliminar sobre todo si tienen bastante tiempo. Aún así hay productos que nos pueden ayudarnos a reducirlas bastante e incluso llegar a librarnos de ellas.

En esta primera parte veremos los tipos de manchas que hay, como evitarlas y los métodos que hay para eliminarlas. Entraremos en el detalle del primero de esos métodos.

En la segunda parte tienes los otros métodos y cuáles son los mejores productos que incluyen los ingredientes de los que hemos hablado en ambas partes.

¿Qué tipo de manchas tengo?

El primer paso es saber identificar qué tipo de manchas tienes. Es muy sencillo por el color y una sencilla prueba:

  • Manchas rojas o amarronadas: Al presionarlas recuperan el color natural de la piel y “desaparecen”. Se denominan PIE o Eritema Post-inflamatorio, y normalmente aparecen después de haber tenido un grano o herida. Si no se cuidan pueden derivar en alguno de los otros 2 tipos de manchas.
  • Manchas marrones u oscuras: Cuando haces presión sobre ellas con el dedo, no cambian de color. Son debidas a un exceso de melanina en esa zona y se denominan PIH o Hiperpigmentación Post-inflamatoria.
  • Manchas blancas: Son zonas donde la melanina ha dejado de actuar y se conocen como Hipo-pigmentación.

¿Cómo evitarlas?

Antes de ver cómo intentamos hacerlas desaparecer, es importante saber lo que hay que hacer para que no aparezcan. Cuesta mucho menos evitarlas que eliminar las manchas de la piel. 

¡PROTECTOR SOLAR¡ Así, en mayúsculas. Es lo más importante. Nuestra piel tiene una defensa natural frente a los daños del sol, la melanina. Cuando exponemos la piel a los rayos solares, ésta produce más melanina para protegerse.

El protector solar bloquea los rayos solares, y evita que estresemos los melanocitos y que no tengan que producir tanta melanina.

Cuando llevamos al límite a los melanocitos por exposiciones prolongadas al sol sin protección, es cuando se producen las manchas blancas y las marrones u oscuras.

Los granos, heridas o tratamientos agresivos en la piel también pueden provocar manchas. Es importante no tocarnos la piel cuando tenemos un grano, sé que es difícil, pero hay formas de quitarlo sin provocarnos heridas.

Si ya lo hemos tocado y nos hemos provocado una herida en la piel, o hemos usado productos que sensibilizan la piel, como los ácidos o exfoliantes, tenemos la piel sensible y la probabilidad de que el sol nos produzca una mancha es muy alta. Así que de nuevo…..¡protector solar!

¿Cómo reducir las manchas de la piel?

Hay tratamientos médicos como el láser para eliminar las manchas de la piel, pero me voy a centrar en ingredientes y productos, mucho más baratos y que pueden ser usados en casa, aunque con resultados a más largo plazo.

En el caso de manchas muy recientes podemos ver resultados bastante rápido, pero cuando las has tenido durante más tiempo necesitarás ser constante.

PIE

Normalmente tiene un color rojizo debido al daño de los capilares en la zona. Son con las que tenemos que tener más cuidado y sobre todo proteger bien la piel para que no se conviertan en PIH (el siguiente tipo de manchas), porque una vez se han “asentado” en nuestra piel, eliminar este tipo de manchas es complicado. Los métodos que mejores resultados dan son:

  • la exfoliación suave, con productos químicos. Nunca uses un exfoliante mecánico (con granito o cepillos eléctricos) si tienes algún grano activo, lo único que conseguirás será irritar más la zona y extender la infección a otras partes de la cara.
  • ingredientes antiinflamatorios, que calman la zona reduciendo el tono rojo
  • hidratación, se ha demostrado que mantener la piel bien hidratada ayuda a que las marcas de acné o heridas desaparezcan antes
  • protector solar, para proteger la zona y permitir que se cure sin dejar marca.

PIH

Estas marcas tienen un exceso de melanina. Cuando hablamos de eliminar estas manchas de la piel, no se trata de una eliminación definitiva. Una vez que han salido siempre estarán ahí debajo, amenazando con salir en cuanto reciban algún estímulo, como tomar el sol. Los métodos principales para luchar contra los diferentes tipos de manchas de hiperpigmentación (melasmas, manchas de sol, de embarazos, por la edad..) son:

  • la exfoliación, eliminando poco a poco las capas con ese extra de pigmentación. Ya sabes, mejor la exfoliación química, mucho más suave con la piel y menos agresiva que la mecánica.
  • inhibiendo la melanina, de forma que se elimine el exceso en las manchas,
  • y evitando que vuelvan a salir, mediante la protección solar.

Manchas blancas

Desgraciadamente estas manchas no tienen solución fácil. Hay tratamientos que aclaran la zona alrededor de la mancha para disimularla, pero no hay ningún método aún que las elimine.

Ingredientes reducen las manchas

Estos son los ingredientes que más te van a ayudar a luchar contra las manchas. La buena noticia es que la mayoría trata tanto las manchas PIE como PIH, e incluso tienen otros beneficios para la piel.

Debes ser constante en el uso para ver resultados. Dependiendo del tipo de manchas y de la antigüedad, verás resultados en poco tiempo o puedes tardar algunos meses e incluso un año o más.

como eliminar manchas piel 2

Vitamina C

La vitamina C ayuda a inhibir la melanina de las manchas oscuras y aumenta el ciclo de renovación de las células, lo que disminuye y cura más rápido las manchas de tipo PIE.

También previene la formación de nueva melanina en esas zonas, aporta luminosidad a la piel, estimula la producción de colágeno y es muy rica en antioxidantes que previenen el envejecimiento.

Para ver resultados debe estar en forma de ácido l-ascórbico, no vale cualquier tipo de vitamina C, debe tener una concentración sobre el 20%, y la fórmula debe estar en un PH entre 2,5 y 3,5.

También es importante aplicarlo bien, en el momento adecuado dentro de nuestra rutina, justo después de la limpieza, y esperar unos 20 minutos hasta poner el tónico (el siguiente paso).

Tienes aquí una guía completa sobre la vitamina C, con lo que necesitas saber para obtener el máximo de todos los beneficios de este ingrediente estrella.

BHA o Ácido salicílico

Es un exfoliante químico y normalmente lo verás en los productos con el nombre de BHA (beta-hidroxy ácido).

Es soluble al aceite, por lo que penetra en los poros y disuelve la grasa y suciedad acumulada en ellos. De esta forma no sólo exfolia la piel, eliminando poco a poco las capas de la piel donde tenemos las manchas, sino que también mantiene los poros limpios, reduciendo el aspecto de los mismos y previniendo el acné que generan los poros obstruidos.

Pero además de reducir las manchas, tiene muchos otros beneficios para tu piel. En este artículo te explico en detalle todo sobre este ingrediente.

Al igual que la vitamina C su sitio dentro de la rutina de belleza es el mismo (después de la limpieza y antes del tónico) y es mejor que no lo uses a la vez que la vitamina C para no sensibilizar demasiado la piel.

Con el producto con el que sí se puede usar es con el siguiente. 

AHA

Los AHA’s también son exfoliantes químicos, pero en este caso es un alfa-hidróxido ácido.

El más efectivo contra las manchas es el Ácido glicólico, pero otros AHA’s son el ácido láctico y el mandélico, que ayudan a reducir la rosácea y prevenir el acné, pero son menos eficaces contra la hiper-pigmentación.

Es soluble al agua y no penetra tanto en la piel, por lo que ayuda a eliminar las células muertas de la superficie. Esto hace que su efecto para eliminar las manchas de la piel sea mayor que el BHA, e incluso ayuda a reducir las pequeñas líneas de expresión y la rosácea.

Se aplica en el mismo paso de la rutina, y aunque puede usarse sólo, si también sufres de acné es recomendable hacerlo después del BHA, esperando 10 minutos entre ambos para dejar actuar al primero, y después otros 15 minutos para que el AHA haga su efecto al PH adecuado.

Otro ingrediente muy eficaz dentro de este método es el retinol y sus derivados. Es un producto que hay que introducir con cuidado en la rutina porque puede ser irritante al principio y provocar descamaciones. Además hay bastantes derivados con diferentes efectos y eficacia, por lo que tienes una serie de post específicos sobre el. Puedes empezar leyendo la primera parte donde cuento sus beneficios, que no sólo son para eliminar las manchas de la piel, sino que es de los productos que más luchan contra las arrugas y el envejecimiento.

Algunos puntos importantes sobre los ácidos

Estos 3 primeros ingredientes son ácidos, por eso, dentro de la rutina de belleza, van todos en el paso de los activos o ácidos. Ahí es donde, con las concentraciones, formulaciones, PH y método de aplicación adecuados, son realmente eficaces. Pero también son algo más agresivos con la piel, así que úsalos con cuidado.

Tienes una guía completa sobre cómo introducirlos en tu rutina aquí, pero te dejo los puntos más importantes a continuación.

Tranquila, aunque se trate de ácidos son seguros

Aunque veas que se trata de ácidos, y que indico que pueden ser agresivos con la piel, estamos hablando de concentraciones seguras para usar en casa. Los tratamientos con ácidos que se hacen en centros de estética llevan concentraciones mucho más altas, deben neutralizarse pasado el tiempo indicado para que no quemen la piel y se tienen que retirar, limpiando la piel.

Estos ácidos no necesitan neutralizarse y una vez aplicados no tienes que retirarlos. Después de esperar los tiempos recomendados para que hagan efecto, puedes seguir aplicando el resto de productos de tu rutina encima sin ningún problema. Así que no temas porque son seguros.

Empieza a usarlos poco a poco

Para que estos productos hagan de verdad efecto, tienen que estar a unas concentraciones algo altas y con un PH bajo. El problema es que en esas condiciones las pieles muy sensibles pueden no tolerarlos bien.

Pero aunque tengas una piel que normalmente no reacciona mal a los productos, es recomendable empezar a usarlos muy poco a poco, un día a la semana, e ir subiendo la dosis según veas cómo lo admite tu piel.

Yo cometí el error de empezar a usar la vitamina C cada dos días, porque veía tal luminosidad en mi cara y cómo se reducían mis marcas rojas, que me enganchó. Acabé sobre-exfoliándome y tuve que parar todos los tratamientos durante 2 semanas, hidratar continuamente la piel y evitar al máximo el sol.

Después de esto volví a introducirla en mi rutina, pero poco a poco. Primero 1 día a la semana y ahora entre 2 y 3, dependiendo del resto de activos o ácidos que utilice.

Además, así das tiempo a que tu piel se adapte a estos productos, y verás cómo cada vez los tolerará mejor.

Uso más suave, aunque menos eficaz

Si ves aún así tu piel no los tolera bien, puedes probar a mezclar por ejemplo unas gotas de la vitamina C con tu hidratante y usarla al final de la rutina. Será menos eficaz, por lo que tardarás más en ver resultados, pero seguirás obteniendo parte de los beneficios.

También puedes usar productos con AHA y/o BHA más suaves que se usan como tónicos o esencias. Ocurrirá lo mismo que con la vitamina C, serán menos efectivos, pero tendrás parte de los beneficios sin la irritación.

Purga, es normal que salgan más granos al empezar a usarlos

Los AHA y BHA, pueden producir lo que se denomina como purga, es decir, puedes ver más granos de lo habitual a los días posteriores o al mes de empezar a usarlos, en las zonas donde normalmente te sale acné. Es normal. Están sacando toda la suciedad de tus poros, y si tienes mala suerte lo harán de esa forma.

No dejes de utilizarlos, sigue unas semanas más y verás cómo desaparecen.

Ten en cuenta que la purga solo la producen estos ácidos (AHA y BHA), por lo que, si te salen granos con otro producto o en zonas que no son normales, es una reacción. Deja de usar el producto que te lo está provocando inmediatamente.

Prueba primero en una zona pequeña

Una de las reglas que siempre es importante seguir es probar los productos en una zona pequeña. Pues en este caso es aún más importante. Imagina que tienes mala suerte y te provocan una purga importante. Siempre será más fácil lidiar con una zona de la cara con granos, antes que con toda a la vez. Así que empieza a usarlo en una parte de la cara y cuando veas que no tienes granos, amplía a otra. 

Sensación de picor

Cuando uses estos productos es normal que notes un pequeño picor durante los primeros segundos después de aplicarlos. Si ves que esa sensación va a más o resulta incómoda, aplica un tónico y una hidratante encima para subir el PH de la piel y que dejen de hacer efecto. Tu piel puede ser muy sensible a esa concentración alta por lo que tendrás que buscar concentraciones más pequeñas o usarlo como te explico al principio de este apartado, mezclado con otros productos y en el paso de la rutina de ese producto, por ejemplo la hidratante, no en el paso de los activos.

En la segunda parte de este artículo, te hablo de otros métodos para luchar contra las manchas: antiinflamatorio para las de tipo PIE, e inhibidores de melanina para las de tipo PIH.

Te presento también de las diferentes opciones de productos que tienes en el mercado, desde los más potentes a los más suaves, y por supuesto para todos los bolsillos.